Archivo de la categoría: Domingo de Recuerdos

Domingo de Recuerdos: El primer día que me llamaste mamá

El 25 de noviembre de 2012 era un día normal y corriente,  no tenía nada especial. Un domingo como otro cualquiera hasta que así sin más mi Bombón me llamó mamá, no dijo mamá, me llamó mamá, no como cuando simplemente unía dos sílabas para llenar el silencio, me llamó mamá y yo morí de amor.
Mamá, sólo cuatro letras que te hacen flotar, cuatro letras que te engrandecen, cuatro letras que te remueven por dentro.
Nunca cuatro letras me habían emocionado tanto. La primera vez que mi hija me llamó mamá, el mundo se paró por un instante para que yo pudiera saborear esa palabra, el sonido más hermoso que jamás había escuchado, su voz pronunciando mamá me llegó directamente al corazón, a lo más profundo de mi ser y consiguió emocionarme hasta un punto desconocido Sigue leyendo

Domingo de Recuerdos: El día que conocí a mi Bombón

Llevo ya varios domingos sin publicar en “Domingo de Recuerdos” ando muy atareada y apenas tengo tiempo de nada. Hoy voy a recuperar una entrada que ya publiqué hace tiempo. En esta entrada hablo del día más feliz de mi vida, el día que vi por primera vez a Bombón. Es curioso como ciertas cosas se pueden recordar con exactitud milimétrica y sin embargo no recuerdo que comí antes de ayer. Aunque hoy hago trampa ya que esta entrada la publiqué hace meses (tan sólo añado esta pequeña introducción), no podía dejarla fuera de los “Domingo de Recuerdos”. Hoy Bombón tiene algo más de dos años, ya se hace grande, me parece que fue ayer cuando me puse de parto. Sigue leyendo

Domingo de recuerdos: El día que supe que iba a ser madre

Hay días, momentos más bien, que se te quedan grabados en la memoria. Por eso en este segundo domingo de recuerdos os voy a explicar el día que supe que iba a ser madre.
Siempre he querido ser madre. Ese sueño lo compartía con mi Rubio, pero ese sueño no llegaba. La tristeza se apoderaba de mi por épocas pero por suerte siempre estaba él a mi lado, el hombre más maravilloso que nunca he conocido y con el que tengo la suerte de compartir mi vida.
Era duro ver como los demás conseguían lo que yo tanto anhelaba y sin embargo a mí nunca me llegaba y lo peor fue conocer el caso de alguna amiga que tuvo un embarazo “temporal” porque todavía no estaba preparada para ser madre… Rabia absoluta! Yo deseándolo tanto y Sigue leyendo