Archivo de la categoría: ¿Jugamos?

Los juegos favoritos de Bombón (I)

Mi Bombón es una niña con mucha imaginación, muy creativa y como a cualquier niña de su edad lo que más le gusta es jugar. Hoy os voy a exolicar alguno de los juegos favoritos de Bombón. La verdad es que ella no necesita gran cosa para entretenerse, puede pasar largos ratos jugando sola, o no tan sola, ya os hablé de sus amigos invisibles y también
le encanta jugar con nosotros o con su hermano.

Algunos de sus juegos favoritos son los juegos de imitación o también le encanta colaborar con Sigue leyendo

Fotofinde: Un castillo para mi Bombón

Este fin ha sido tranquilito no hemos hecho gran cosa, sobretodo si lo comparamos con el sobresalto de la semana pasada (AQUÍ). El acontecimiento importante fue la celebración del cumpleaños de mi padre, 75 años, que se dice pronto, pero el y su pacto con el diablo no dejan ver su edad, nadie la adivinaría por su aspecto físico (espero haber heredado esa parte genética) fuimos a su casa a tomar el café y allí vimos a mi hermana, bueno, en realidad vimos su barriga y detrás estaba ella, que sale de
cuentas el próximo domingo… el próximo fotofinde promete. Las peques estuvieron todo el rato jugando y pasándolo en grande. Luego fuimos a casa de ella, qie tenía guardado el regalo de reyes de Bombón, ya que no nos habíamos podido ver desde fiestas. Las peques se estuvieron maquillando (pronto empiezan) y pintando la barriga de mi hermana, que tiene bastante espacio para hacer una obra de arte. El regalo fue el castillo de Ben & Holly y Bombón está súper contenta, así que la foto de esta semana era fácil.

El castillo es lo más, además trae una varita mágica para Bombón con la que interactúa con el castillo que le ha encantado. También trae 5 muñecos, en la foto no se aprecia el ala oeste del castillo, pero vamos que yo con la mitad de lo que es, a escala “humana” me conformaba.

Ahorrando, ahorrando la hucha se va llenando

Bombón está aprendiendo que las cosas tienen un precio, literalmente hablando, que no todo lo que quiere se puede tener al momento y es por eso que desde hace algún tiempo tiene una hucha. No soy el tipo de madre que le compra todo lo que quiere y he de decir que tengo suerte ya que ella tampoco es una niña caprichosa.
Ella ahorra en su hucha y cuando está llena o lo gastamos en algo que ella quiera o pasamos el dinero a la cuenta que le abrimos en el banco. Tiene una cuenta de “El Club Súper3” en La Caixa.
Tenía la clásica hucha de lata, pero nos hemos modernizado, han sacado una promoción que si ingresas 40 euros en la cuenta le regalan una hucha “moderna”.
La hucha en cuestión, tiene un contador digital que va contando lo que llevas ahorrado y además hace sonidos cada vez que metes una moneda.
Según el valor de la moneda emite un sonidou otro, para monedas de 1, 2 y 5 céntimos suena una especie de trompeta, para las de 10 y 20 céntimos, aplausos, para las de 50 céntimos, aplausos y silbidos, para las de 1 euro, súper aplausos y silbidos y para las de 2 euros, súper aplausos,  silbidos y ovación de “la gente”, así que ya podéis imaginar la fiesta que montamos cuando echamos una moneda de 1 o 2 euros. Y así jugando poco a poco aprende que “quien algo quiere algo le cuesta”

Así que una vez conseguida la nueva hucha, hicimos el traspaso de fondos.

Ella encantada con su hucha sonora, ya no queda ni una sola moneda perdida y abandonada por casa.

Y así está a día de hoy la hucha de mi pequeña ahorradora.
Y vuestros peques ¿empiezan a tener ya sus ahorrillos?
Feliz día!

El zoo de Bombón

¡¡Damas y caballeros!! ¡¡Pasen y vean!! ¡¡Hoy Bombón nos acerca al mundo animal!!
A Bombón le encantan todos los animales y cuando digo todos, me refiero a todos.
Es por ello y para que aprenda desde pequeña que un animal no es un juguete, que hay que cuidarlos, que son una responsabilidad, que desde hace un tiempo se encarga junto a nosotros del cuidado y mantenimiento de nuestro pequeño zoo.
Y diréis zoo, que exagerada, qué tendrá para denominarlo zoo, pues a eso venimos hoy, a presentaros a los otros miembros de nuestra familia.
Empezamos por Google, es nuestra perra, una beagle que está loca perdida y es una de las Sigue leyendo

Y llegaron los cupets

Qué alegría da recibir paquetes de cosas chulas. Como el que nos llegó gracias a Madresfera.
Me llegó un email con una promoción para probar los “Cupets” de Giochi Preziosi. Sin pensarlo me apunté al instante ya que sólo podían entrar 50 participantes y oh! Sorpresa! Me tocó! Esperaba que me llegase uno y nuevamente oh! Sorpresa! Me enviaron toda la colección y allí estábamos Bombón, mi Rubio y yo bailando el “Monwalk” de la alegria que teníamos.

Los cupets son unas mascotas virtuales chulísimas, la colección consta de doce, seis “domésticos” y seis “salvajes”. Te tienes que bajar una aplicación para poder jugar con ellos desde el móvil o la tablet, cada muñeco trae una pegatina (que se quita fácilmente) con un código para poder desbloquearlo y poder jugar desde el móvil o la tablet y aunque no tengas ningún muñeco, te dejan escoger uno para poder jugar.

Los muñecos en sí son monísimos, cuadrados, de colores vivos, se puede apreciar que son bastante resistentes y lo suficientemente grandes para que si un niño se lo mete en la boca no se atragante, eso sí, quitándole la cuerdecita que traen para colgarlos en el móvil ya que traen una arandela metálica pequeñita que creo que sí que podría llegar a ser peligrosa. Aunque el código bidi a primera vista parece de cartulina y que si se moja se estropea, Bombón le hizo la prueba del lengüetazo y no pasó nada, lo dicho parece una cartulina pero es impermeable.

Tiene diferentes tipos de juegos,  algunos me recuerdan a Sonic, ya que al igual que aquel viejo erizo se trata de ir recogiendo monedas y esquivando obstáculos a toda velocidad. En otros se trata de ir seleccionando o girando los cupets que te marcan, también contrarreloj.

También tiene todas las “funciones” de un tamagochi: darle de comer, lavarlo, jugar, curarlo, vestirlo, darle cariñito, hacerle cosquillitas, vamos, de todo…

Y una opción única, la realidad aumentada,  de eso no pongo foto porque es algo q no se aprecia si bo lo ves “en directo” pero en palabras del experto al que consulté “mooola”.
Pues sí, decidí consultar con un experto para que me diese su opinión sobre los cupets que tenía en mi poder, y como Bombón todavía es pequeñita para dominar todas las partes del juego, quién mejor que mi primo de 10 años para evaluarlos.
Así que me planté en su casa por la mañana a ver que le parecían

Aquí está jugando con la realidad aumentada

Antes de marcharme me comentó su valoración es que “mola”, es fácil de jugar, con la realidad aumentada se quedó alucinado, aunque estuvo más rato jugando a los otros juegos.
Mi conclusión es que es fácil de jugar ya que es muy intuitivo, es entretenido por la variedad de opciones que tiene. Los muñecos son muy graciosos pero no creo que fuese cómodo llevar uno colgado del móvil. Por ponerle una pega, la pantalla de logros de los cupets no la puedes (o no he sabido) ponerla en castellano, pero ppr todo lo demás son geniales.
A Bombón le encantan, lo que más usa ella son las funciones “tamagochi” y he de decir que los tiene muy bien cuidados jejeje
Os dejo unas cuantas fotos más y me voy a darles de comer que estoy a punto de subir de nivel jejeje

Feliz día!

Taller Bombón

Como la vida está “mu achuchá” y Bombón sabe que la boda de sus papás es un gasto extraordinario, se ha puesto manos a la obra para arrimar el hombro.
Desde que se independizó (como ya os conté aquí) cada día que pasa me doy cuenta que es más grande, más responsable, más mujercita, mi Bombón se hace grande más rápido de lo que a mí me gustaría, tanto que para ayudar con la boda y sufragar sus propios gastos ha decidido montar un taller.
Vamos, que me ha salido mecánica, lo que ha visto de su padre y lógicamente él está encantado. Si tenéis que arreglar el coche o la moto y queréis tener la confianza de que dejáis vuestro vehículo en buenas manos os recomiendo “Taller Bombón” donde todo vehículo tiene solución.
Ella es muy perfeccionista en el trabajo, concienzuda y con un acabado muy limpio.
Hoy ha tenido mucho trabajo, primero un coche que no sé que tenía en las ruedas, por que si os sois sincera mi conocimiento de mecánica es total y absolutamente nulo.

Sin embargo ella es toda una experta, ella en un momento examina lo que le ocurre, selecciona las herramientas, estudia como repararlo y se pone manos a la obra, en este caso manos a la rueda

Y oye, que no para hasta que acaba su trabajo, no descansa, puede estar las horas que haga falta hasta conseguir su propósito. Si es que es muy responsable mi Bombón.

Y como os comentaba es muy limpia en su trabajo lo deja todo impecable. Deja el coche mejor que nuevo, arreglado y bien limpito, listo para ser utilizado.

Una vez ha acabado su trabajo mecánico y lo tiene todo impoluto le da los últimos retoques para colocar el chasis, para ya casi finalizar.

Chasis colocado y listo. Trabajo finiquitado. Una mañana muy dura. Pero como el buen trabajo se premia con más trabajo y el boca a boca hace mucho, un rato después le han llegado un par de motos y ha tenido que pedir ayuda a su primo, otro experto mecánico, para poder acabar a tiempo su trabajo y ua tener el resto de la tarde libre

No estaban seguros de llegar a tiempo para la entrega. Es que tanto trabajo para una sola mañana. Todo sea por la boda y por vivir completamente independiente, gastos propios incluidos. Y como no sólo de motores vive el hombre, llegó el momento de reponer fuerzas

Y ¿qué mejor que una buena barbacoa para reponerse? Pues nada… ya os lo digo yo, una barbacoa es mano de santo. Tras el duro trabajo y la comilona, la siesta ha sido de campeonato. El descanso de la guerrera.
Así que ya sabéis, si queréis dejar vuestro vehículo en las mejores manos “Taller Bombón”