Diario de una Boda: El lugar Ideal (III)

Como ya os conté, la búsqueda del lugar ideal para el gran día nos traía un poco por la calle de la amargura, tras la primera y segunda decepción, sin tener en cuenta los sitios que miramos y descartamos de inmediato, volví a sumergirme en el mundo 2.0, busque en foros, páginas especializadas y releí los mails que me habían mandado enviándome información de “presuntamente” lugares maravillosos.
De pronto vi un mail que anteriormente se me había escapado “Buenas Aroa. Soy Kim, pásame tu teléfono para que te pueda informar sobre nuestra propuesta para tu boda, saludos” así de simple, sin foto, sin firma corporativa, sin nada, pero pensé que después de lo que había visto, pues de perdidos al río, y contesté, tres meses después de haber recibido aquel mail que había sido enterrado en mi bandeja de entrada por el spam y los mails de los anteriores lugares ideales. A los cinco minutos me llaman, una voz de un chico joven. vivaracho y muy simpático me saluda desde el otro lado del teléfono, vamos hablando y enciendo el ordenador para ver el lugar del que me estaban hablando y… madre mía pero que sitio tan bonito, una cala, rodeada por la montaña, para complacernos a los dos ya que como os he contado anteriormente mi Rubio es de montaña y yo de playa.

En esta ocasión no era un hotel, era un resort con apartamentos, de entrada nos convenció, pero ya íbamos escamados.

Así que llegó la hora de ver el tercer lugar ideal. Al llegar allí, Kim no estaba, ya que él lleva el tema de apartamentos y eso lo teníamos claro, conocimos a Manolo, el chef, con quién entraríamos en detalle en el tema del menú, la verdad es que en tema de organización era el mejor que habíamos visto. Había cinco menús a escoger con opción de modificación, pero es que todos estaban genial así tal y como estaban, Manolo también es un hombre muy simpático y campechano, nos enseñó las instalaciones de la parte de arriba, que es todo montaña y nos comentó como sería la ceremonia, en la playa, el banquete en el restaurante a pie de playa y la fiesta final en una discoteca que estaba en la parte de arriba, que está más cerca de los apartamentos, por aquello de cuando ya estemos contentos tenerlo a mano para ir a dormir… o lo que surja. Entonces bajamos para ver las instalaciones de la playa, para bajar puedes ir caminando o en un cremallera, desde donde tienes perspectiva de toda la cala…. ayyyyyy que bonito todo, es que por más que os lo explique, eso hay que verlo.
Nos explicaron lo de los permisos de costas (que ya sabíamos) y nos ofrecieron su ayuda ante cualquier dificultad que tuviésemos con el trato. Yo ya estaba temiendo que como era tan bonito, el palo llegaría con el presupuesto.
Nos fuimos de allí súper ilusionados y contentos, pero más contentos nos pusimos cuando a los pocos días y para variar en la fecha concretada, nos llegó el presupuesto detallado con el iva incluido, y siiiiiiii está dentro de lo que nos podemos permitir. Ese era, ese era por fin nuestro lugar ideal, superó todos los obstáculos, perdido entre mails, el lugar precioso, el precio perfecto para nosotros, allí nos casaremos, haremos el banquete, nos quedaremos a dormir y al día siguiente entrada libre a la piscina climatizada y jacuzzi un poquito de spa para llevar mejor la resaca.
Seguimos manteniendo conversaciones durante un tiempo antes de dar la paga y señal, pero es que no ha habido ningún fallo y ya está, ya es nuestro lugar ideal.
Ese lugar que tiene un mono en la piscina infantil, aquel mono del que se enamoró mi Bombón, ese lugar al que fuimos de vacaciones en familia en mayo y que os comenté (aquí) que era muy especial, ahora ya sabéis por que.
Os dejo unas fotos para que lo veáis
cala giverola1
(imagen extraída de internet)

 

Giverola-1
(imagen extraída de internet)

 

giverola2
(imagen extraída de internet)
Y aquí otras de cuando estuvimos nosotros en mayo
giverola3

 

giverola en familia

 

giverola en familia2

 

giverola en familia 3
La verdad es que costó encontrarlo, pero ha valido la pena y es que este sí es el lugar ideal.

13 pensamientos en “Diario de una Boda: El lugar Ideal (III)

  1. másqueelprimerdía

    Ohh me acuerdo!! Recuerdo el mono de la piscina y cuanto le gustaba a Bombón 🙂
    Me alegro un montón de que hayáis encontrado el sitio perfecto, la verdad es que es espectacular, con esas vistas vais a tener una boda increíble!!

    un besito!

    Responder

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)