Conejo guisado al ajillo

Hoy recuperamos  esta entrada con una receta “Conejo guisado al ajillo”. De este guiso tan sencillo hay miles de millones de versiones, esta que os traigo es la que hacemos en mi Santa Casa, pero como en todo, se admiten sugerencias ¡vamos allá! porque yo no sé a vosotros, pero a mí ya me están empezando a sonar las tripas. Advierto ya que como fotógrafa no me voy a ganar la vida porque las fotos no les hacen nada de justicia a la bandeja que tengo encima de la mesa. Sigue leyendo

De pronto ya no son mis bebés

Hace nada, un suspiro tenía yo entre mis brazos una bebé preciosa y pequeñita, total y absolutamente dependiente de mí. Un día me dí cuenta que ya no era tan bebé, fue el día que cogí en brazos por primera vez a su hermano. De pronto ya no son mis bebés. Aunque yo les sigo viendo pequeñitos ellos ya no lo son tanto, MiniBombón ya me corrige y me dice “mamá yo no soy pequeño, soy mediano” y no digamos ya Bombón.

Sigue leyendo

Muslos de pollo crujientes

Buenas! Hoy os traigo (más bien vuelvo a publicar) una receta de pollo que a Bombón (y a mí) le (nos) encanta.  Según su experto criterio, el pollo así queda “delicious“. Es una manera muy sencilla de hacer un rebozado sin necesidad de usar litros de aceite. Además es muy divertido prepararlo con nuestros peques que nos pueden ayudar y ser unos pinches perfectos y así seguro que quedan más bueno, porque ya sabéis que el ingrediente principal para que un plato pase de bueno a espectacular es hacerlo con muuuuucho amor. No me enrollo más y vamos ya con la receta: Sigue leyendo

Domingo de Recuerdos: Soplo inocente, corazones salerosos

Ahora que estoy de vuelta por aquí, en este “Domingo de Recuerdos” os quiero hablar de uno de los momentos de mi vida en que más miedo he pasado. Hay momentos en la vida en los que de pronto el mundo se para y tú te quedas ahí en medio sin saber que hacer, que decir, como reaccionar. Momentos en los que se acumulan los pensamientos en tu cabeza, en los que la ignorancia sobre aquello que te están contando te hacen asustarte más y en esos momentos, tu mente te traiciona y se va a lo Sigue leyendo

Algún día tocaba volver

El tiempo pasa rápido, tan rápido que a veces no nos damos ni cuenta. Hace 2 años que no paso por aquí (¡¡2 años!!) y mira que lo he intentado, me he planteado cientos de veces “tendría que volver al blog”, “tendría que escribir sobre esto o sobre aquello”, tendría, tendría, tendría y al final no lo hacía. Pensaba y pensaba, sobretodo estos últimos días, hasta Sigue leyendo

No son un mito, son los “terrible two”

Me reía yo cuando oía aquello de “los terribles 2 años” o para los más internacionales los “terrible two”. En serio, pensaba que era una exageración, una sobrevaloración de una etapa de los peques, quizá falta de paciencia por parte de los padres, pero no, no son un mito, son los “terrible two”, existen y ya han llegado (que Dios nos pille confesados). He de decir que con Bombón nos saltamos esta etapa, algo que me hizo más incrédula ante la opción de que existiera una etapa tan rebelde a una edad tan Sigue leyendo

Conversaciones con Bombón VIII

Hay una cosa que me encanta de los niños, ver como aprenden a hablar y amplían su vocabulario. Bombón siempre ha sido muy cotorrilla y ahora ya con cinco años te mantiene perfectamente una conversación, te argumenta, te rebate y también inventa. Me encanta ver que a veces cosas a las que nosotros les damos un millón de vueltas, los niños pequeños las hacen sencillas con su lógica aplastante. También me encanta ese momento en que te cuentan sus historias con esa cara de total entrega al relato que están compartiendo. Me gustan mucho las conversaciones con Bombón porque está en esa edad en la que te habla con las palabras pero también con la mirada, ha aprendido a dar emoción a sus conversaciones con silencios Sigue leyendo