Hoy leemos con Boolino: ¡Quiero una mascota!

Un mes más agradecemos a Boolino la aportación a nuestra biblioteca particular. El libro que os traigo este mes me ha parecido muy interesante ya que nos enseña que una mascota NO es un juguete. Hoy leemos con Boolino: “¡Quiero una mascota!”

En casa tenemos bastantes animales, ya os hablé de ello en “El zoo de Bombón“, por eso me pareció interesante este libro, que nos enseña que una mascota NO es un juguete, así que con este relato se unen dos cosas que le encantan a mi pequeña, los libros y los animales, ha pasado a ser uno de sus libros favoritos y ahora ella me lo cuenta a mí ya que se ha aprendido la historia de memoria.

 ¡Quiero una mascota!

Es un libro de Editorial Juventud con texto de Angela McAllister e ilustraciones de Charlotte Middleton, de tapa dura y de 32 páginas, está dirigido a niños de más de 7 años, pero mi Bombón tiene 4 y también ha entendido su mensaje.

quiero una mascota

¡Quiero una mascota! consiste en la historia de Diego, un niño que estaba muy ilusionado con tener una mascota, pero no una mascota cualquiera, quería una mascota grande e impresionante, sus padres le ofrecen diferentes opciones que no le convencen y finalmente le compran un hámster con la condición que se tiene que hacer responsable de él, cuidarle, limpiarle y alimentarle. Al principio Diego se siente entusiasmado con la idea de enseñarle toda clase de cosas a Monstruo que es el nombre con el que bautiza a su hámster, pero todos sus esfuerzos caen en saco roto ya que el hámster no aprende a rugir como una fiera salvaaje, a ir a buscar un palo o a trepar a los árboles, entonces Diego “se aburre” de Monstruo y empieza a descuidarle, no limpia su jaula, ni le pone agua limpia y por último olvida darle de comer. Diego se entretiene con otras diversiones olvidando por completo a monstruo. Cuando Monstruo empieza a sentir hambre se escapa de la jaula y se lanza al saco de su comida y entonces se hace muuuuy grande y en ese momento se intercambian los papeles, ahora es monstruo quien debe cuidar de Diego, de esa manera Diego entiende lo que es ser una mascota y se da cuenta que no se ha comportado con Monstruo como debía. ¿Cómo acabará este enriquecedor relato?

¿Quieres saber más sobre ¡Quiero una mascota!? pues no dudes en hacer click

descubre_mas_150

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)