Primer año de Hermana Mayor de Bombón: Prueba Superada

Cuando supimos de la existencia de Minibombón una de las cosas que nos preocupaba era como lo encajaría Bombón. Si soy sincera el tema de los celos no me preocupaba demasiado ya que Bombón y su primo son como hermanos. Se llevan sólo cinco meses y siempre lo han compartido todo, por tanto daba por sentado que no sufriría lo que la gente horriblemente llama el síndrome de princesa destronada. Habiendo pasado ya un año ella se despide de la L de hermana mayor habiéndonos demostrado que la confianza que teníamos en ella en cumplir 
su papel de hermana mayor estaba bien cimentada.

La verdad es que Bombón es una gran ayuda con el peque. Ella está enamorada de él y lo maravilloso es vee que eso realmente es mutuo ?. Ya el día que nació Minibombón se agasajaron mutuamente con regalos cuando disfrutamos de aquel primer momento, tan importante para nosotros, a solas los cuatro, así que podemos decir que empezaron con buen pie.

Su primera labor como hermana mayor fue informar a todo el mundo que se acercaba a su hermanito, especialmente a todo aquel a quien todavía le faltan varios años para poder conducir, que no podían tocarle la cabecita/pelo, (por la fontanela), ni los ojos, ni la boca. Se lo tomo a rajatabla. Nadie lo tocaba “no no no, no se toca la cara del bebé ni el pelo, sólo puede la mamá y me tienes que haser caso que soy su heimana mayor y yo le tengo que cuidar“. También era la encargada de avisarme si se despertaba y lloraba, ella como es autónoma, primero intentaba calmarle cantándole y haciéndole payasadas. Cuando funcionaba me venía toda orgullosa “mamá tianquila… ya le he tianquilao yo con una cansión” y cuando su técnica no resultaba del todo productiva venía “mamá está llorando y no quiere ni cansión, ni caritas ni nada, iápido dale lerileri que si no nunca dejará de llorar“. Uno de los trabajos de hermana mayor que menos le gusta es tirar los pañales que traen premio gordo a la basura, siempre pregunta primero el contenido del pañal. Con el tiempo ya lo lleva mejor y ahora ya los tira sea lo que sea que contengan, no sin antes decir “uffff que peste, que asco la caca sieialo bien que no se salga” vaya que alguna caca fugitiva le ataque ?.

Ahora es un mágico verlos juntos, como interactúan entre ellos, como ella se esfuerza en enseñarle cosas, porque eso es lo que más le gusta de ser hermana mayor, se hincha como una paloma cuando su pequeño aprendiz responde correctamente a sus enseñanzas, es indescriptible, se le nota el orgullo simplemente mirándola. Cuando le dice ella “no, no, no, no” y él mueve su cabecita en modo negación, o cuando le pregunta “cuántos añitos tiene” y él le muestra su dedo índice, o cuando le canta el clásico “palmas palmitas” o “cinco lobitos” y él le sigue con sus manitas, se pone más ancha que alta y te busca súper orgullosa para enseñarte las grandes proezas de su hermano. Otra labor queble encanta es ponerle el termómetro cuando alguna vez ha tenido fiebre “ayyyy mi niño que está malito ¿hay que daile jarabe mamá“.

Y pensar que hace ya un año de estas fotos. Que corto se me ha hecho

nacimiento3hermanos

La verdad es que me dí cuenta de lo grande que es mi niña al verla al lado de mi bebé, pero realmente la sigo y creo que la seguiré viendo siempre tan pequeñita como era cuando dependía para todo de mí, siempre será mi bebé, pero al mismo tiempo sé que es y será la mejor hermana que Minibombón puede tener.

En este primer año con su tarea de hermana mayor me ha demostrado que a veces las cosas son más fáciles de lo que nos imaginamos. Entre que ella ya de por sí es muy buena y que, no nos vamos a engañar, nosotros nos hemos esforzado mucho para que ella “mantuviera” su sitio, por ejemplo teniendo nuestros ratos sólo papá y Bombón, sólo mamá y Bombón y sólo los tres. Creo que eso ha sido algo fundamental para que ella vea que sigue siendo igual o más importante que antes. La experiencia con dos nos ha resultado maravillosa, por supuesto con sus luces y sus sombras, que también hay de vez en cuando nubes negras en el cielo, pero haciendo un balance no puedo mas que decir que ha superado con creces lo que imaginamos que sería para ella el ser la hermana mayor.

hermana mayor

¡Cómo ha crecido mi niña! y Minibombón también, si es que crecen demasiado rápido.

Y vosotros, los que tenéis más de un peque ¿cómo lo habéis llevado? ¿creéis que es importante poner unas bases desde el principio para que cada cual yenga su lugar o mejor dejar que las cosas vayan surgiendo a su propio ritmo?

2 pensamientos en “Primer año de Hermana Mayor de Bombón: Prueba Superada

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)