Diario de una boda: La despedida de soltera

Bueno, ya iba siendo hora que os contase algo de la boda. Y como hay que empezar por el principio, hoy os contaré la despedida de soltera.
Fue el 5 de septiembre. En el trabajo llevaban acojonándome avisándome desde febrero o marzo, así que ya os podéis hacer una idea.
A falta de algo menos de dos meses, me tocó hacer un grupo de whatsapp para poner a todas las “invitadas”, grupo en el que una vez formado duré únicamente 10 minutos, el tiempo justo para quedar en el día. Eso fue lo único que supe, nada más, ni lugar, ni hora, ni quien venía definitivamente.
Yo ya me olvidé del todo hasta el lunes antes del día señalado. Toda la semana “ya verás… la que te espera” risas y más risas que se pegaban a mi costa. He de decir que fueron algo indulgentes, ya que me dejaron vetar 3 cosas, en mi caso fueron:
-No quería nada de “pililas” en mi cuerpo, ni diademas, ni bandas ni nada.
-No quería que me pintasen la cara
-No quería ningún disfraz que me hiciera ir medio en bolas por la calle tipo hawaiana o algo así.
Y la verdad es que en ese sentido me respetaron.
Al fin llego el viernes 5 de septiembre. En uno de los descansos en el trabajo salía a la calle y me llamó mi compañera Merche, que es de las más guasonas, me dijo en tono amenazante divertido “Ven ven” y ahí empezó todo, banda al canto con mensaje “Que la detengan!!! Que se casa!!!” me la puso y fuimos las dos a la calle, al volver estaba mi mesa y mi ordenador lleno de posits (¿o posts-it?) de colores con mensajes tipo “viva la novia… marranilla que no vas virgen al matrimonio… la que nos espera… que nos vamos de despedida y la semana que viene de bodorrio… esta noche barra libre… ¿estás segura de lo que haces?
No sé ni cuantos papelajos había la verdad es que no me lo esperaba para nada. Pensaba que todo empezaba después.
Al salir del trabajo, me fui a casa y allí me esperaban mi hermana, cuñada, prima, una amiga y dos primas de mi Rubio.
Me duché, me arreglé y cuando creía que iba a salir… tachán! Ahí estaba el disfraz, mira que me lo olía, la verdad es que era muy sencillito y mono, de hada de los bosques.
Y al fin salimos. A dos calles de casa estaba ya casi toda la tropa, algunas iban directamente al restaurante. Todas con sus bandas y ya que no quería ninguna “pilila” en mi cuerpo, me regalaron una que era tipo pistola de agua, que habían rellenado de leche, para darle un toque realista.
Algunas se fueron en coche al restaurante, yo caminando ya que mi cuñada así lo exigió, al igual que yo hice con ella 4 años antes… ayyyyy que razón tiene el dicho aquel de “recoges lo que siembras” y ahí íbamos un pequeño grupo camina que camina, a gritos por la calle, pidiendo los servicios de stripper a cualquier “macho” que pasaba con la excusa de que nos había fallado el nuestro y yo muerta de la vergüenza pero riendo un montón, la gente de la calle saludándome con felicitaciones y buenos deseos o preguntando si estaba segura de lo que iba a hacer y entonces… empezó a llover y oooooooh que rabiaza, mi pelo con lo lisito que lo llevaba, así que subidas en nuestros taconazos aceleramos el paso.
Llegamos al restaurante que tenía… karaoke. Allí nos inflamos a comer, tapas variadas y luego entrecot o sepia y a beber, había barra libre de sangría,  refrescos y cerveza, así se explica que luego lo diésemos todo con el karaoke en el momento café y chupitos. Llegó el momento de que dijese unas palabras, algo que fue muy emotivo para mí ya que me dirigí especialmente a mi hermana, mi prima, mi cuñada y mi mejor amiga, ésta última lloró, al igual que mi prima. Entonces me dieron mia regalitos, una cesta con un picardias, y cositas varias para compartir con mi Rubio en la intimidad de nuestra alcoba, un librito con fotos y dedicatoroas de todas ellas, más bien una demo en fotocopias porque el libro no llegó a tiempo y una hucha con monedas desde 5 céntimos a 2 euros, éstas ultimas las que menos, para pagar el ramo de novia.
De allí nos fuimos primero a un pub y luego a la discoteca.
Allí en la discoteca de pronto se oye “Aroa y sus amigas que suban al escenario” y ahí estaba yo muerta de vergüenza nuevamente, cuando pensaba que ya había llegado a la cumbre de mi momento vergüenza… apareció un boy y se bajaron todas, ahora sí tenía vergüenza, el chico se puso a bailar conmigo, más bien hacia mí ya que no podía dar más de dos pasos y me dijo disimuladamente “tranquila, sólo haré lo que a ti te haga sentir cómoda y voy yo y le suelto “vale vale… pero yo ahí no te toco” ya me relajé un poco, bailamos, hizo su espectáculo y la verdad es que fue más divertido de lo que hubiese imaginado. Al bajar pregunté y resulta que el boy lo había puesto la discoteca, que mis amigas en cachondeo, como toda la noche fueron peegonando que no tenía boy y allí justo esa noche habían hecho un espectáculo. Así que al final tuve boy… y gratis. Nos quedamos hasta el cierre y a eso de las 7.30 llegué a casa con una amiga que vive lejos y se quedaba a dormir con nosotros, al igual que mi hermana, que se fue a casa después del pub y mi sobrina que hizo una fuesta de pijamas con mi Bombón y mi Rubio.
Fue una noche genial. Hacia tanto tiempo que no me pegaba una “juerga” así que lo disfruté al máximo.
Y como lo que pasa en una despedida,  se queda em la despedida (supuestamente) solamente os voy a dejar esta foto de “mi modelito” del día.

despedida de soltera

Feliz día!

10 pensamientos en “Diario de una boda: La despedida de soltera

  1. sonia bs

    Me alegro q disfrutarás tanto! A mi solo me pusieron una banda y fueron requetebuenas conmigo! Y tienes razón " lo q pasa en una despedida se queda en la despedida " 🙂
    Yo este año tengo 4 y ya estamos acojonando a las novias, q se preparen jajaja

    Responder
  2. Luci Fdez

    Que guay la despedida!!!! Y q majas que te pusieron mona! Jijiji me encanta el disfraz!!!
    No había visto esto de diario de una boda…por aqui me quedo a ver si saco alguna idea que me caso en Mayoooo!!! Que nerviiiiooosss jujujuji
    Besitoooos y a ver si te vemos de novia! 🙂

    Responder
    1. Yo Tampoco sabía Autor

      Sí sí no me puedo quejar jajaja aquí en la foto se ve q iba con la "L" de las alas todavía jajaja la primera media hora me daba con todo y casi dejo tuertas a unas cuantas de mis amigas jajajaja Feliz día! Muack!

      Responder

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)