Domingo de recuerdos: Querido Chispa

Mi querido Chispito, ya hace cinco años que nos despedimos, de la manera mas trágica y horrorosa posible. El otro día en instagram vi una foto de un gato que me ha recordado tantísimo a ti, que no lo he podido evitar y los ojos se han desprendido de mi tristeza a través de las lágrimas que se me escapan cada vez que pienso en ti.
Vivimos tantas cosas juntos, eras mi gato-loro, tan pequeñito, siempre acomodado en mi hombro, siempre juntos, dispuestos a descubrir los mares de la vida, tan pequeñito que hasta que no creciste un poco pensé que eras ella y no él y ya una vez descubierto, conservaste el nombre de Chispa, porque eras eso, la chispa de mi vida. Yo estaba sola, tan lejos de casa y sólo te tenía a ti mi gato-perro, ya que eras tan cariñoso, siempre venías cuando te llamaba. Recuerdo como jugábamos con las bolas de papel, como nos quedábamos en casa descubriendo canal sur, descubriendo programas como.”Se llama copla” y allí estaba yo, más agusto que todo recién llegada de Barcelona, en Úbeda, ese lugar que siempre llevo en mi corazón y al que siempre que puedo me escapo a disfrutar de su mar de olivos… y sus tapas.
Eras tan bueno que te podía llevar a cualquier lugar, escondido en mi chaqueta y la gente ni se daba cuenta que estabas hasta que asomabas tu blanca cabecita con esos dos “tiznaíllos” negros que tenías.
Recuerdo tus caricias, con esas suaves y rosáceas almohadillas. Recuerdo tus preciosísimos ojos verdes, llenos de vida y aquella mirada tan tierna. Recuerdo como ejercías de despertador todos los días,  con esas ganas infinitas de jugar y los días que te bañaba lo quietecito que te quedabas y luego jugabas con el aire del secador.
Recuerdo tu calor, tu suavidad, tu presencia, no diré que cada día pero casi y en esos momentos las lágrimas brotan por mis mejillas, es un dolor que nunca acabará de desaparecer. Recuerdo lo maravilloso que era llegar a casa y verte ahí, en la puerta esperándome, pero sobretodo te recuerdo a ti y lo mucho que te quise te quiero y te querré, siempre estarás conmigo. Recuerdo el día que te fuiste, lo injusto que fue, ojalá ese recuerdo pudiese borrarlo. El consuelo que me queda es saber que fuiste feliz, que tuviste una vida corta, pero plena e intensa. Que fuiste y te supiste querido. He tenido y tengo muchos animales y juro que a todos los he querido y los quiero, pero tú eras tú y junto a mi querida Nala sois loa dos seres, los dos miembros de mi familia a los que más he querido. Siempre tendréis un hueco importante en mi corazón.
Te quiero Chispillo.

Hoy no tengo fuerzas para contar que pasó con mi Chispillo, pero algún día os lo explicaré. Hoy sólo quería decirle a él, que todavía le quiero, que no le olvido y que siempre le echaré de menos.
Al igual que a mi Nala de la que ya me despedí aquí

Siempre estarás en mis recuerdos. Siempre vivirás en mi corazón.

6 pensamientos en “Domingo de recuerdos: Querido Chispa

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)