Embarazo de Minibombón: Semana 16

De cuanto tiempo estoy: A día 3 de febrero 16+2

Tamaño de Minibombón: Según internet unos 12 centímetros (Visto aquí)

Cambios en mí: El insomnio me da un poco más de cuartelillo y voy durmiendo mejor, bueno, lo correcto sería decir que duermo más tiempo y es que mejor no duermo, ya que tengo sueños extraños, en ocasiones pesadillas. Menos mal que no siempre lo recuerdo. Me han comentado que es algo normal, pero con Bombón no me pasó y de hecho yo raramente recuerdo lo que sueño, ya es mala suerte recordarlo cuando no son los sueños más bonitos.

Cambios en mi cuerpo: Me sigue doliendo el pecho, sobretodo los pezones, hasta el punto que hay veces que Bombón dice “que descanse un rato la tetita que tiene pupa ¿le pongo una tirita?” Ayyyyyy si con una tirita se pasase, que alegría. Sigo sin crema/aceite específico para las futuras/probables (aunque espero que finalmente inexistentes) estrías. A falta de ello la nivea se ha convertido en mi mejor amiga, el bote de toda la vida, la lata azul, tan densa, tan hidratante, tan de siempre jejeje (Nota mental 2: Ves ya a la farmacia a por la dichosa crema y/o aceite)

Pruebas realizadas/Estado de Minibombón: Esta semana me tocaba visita con el ginecólogo. Nada importante, resultado de los análisis, todo correcto, peso, correcto también, tensión, correcta y llegamos al momento de oír el corazón de Minibombón. Y allí estaba yo, tumbada en la camilla, siendo untada con el gel por la enfermera en prácticas bajo la supervisión de la enfermeda experimentada. Mientras el ginecólogo iba anotando mi evolución en el ordenador. Y de pronto, el silencio. Total y absoluto silencio, la cara de la comadrona experta se iba cambiando por momentos y el ginecólogo dejó el ordenador y se acercó a ver que pasaba con una cara que la verdad asustaba, lógicamente viendo esas caras y sin oír nada, era mi corazón el que por un momento se paró, hasta que la enfermera experta dijo “¿estás apretando mucho? No apretes tanto!!” y entonces al fin se empezó a oír, la expresión de nuestras caras se relajó y la enfermera experta dijo en voz alta, rozando el grito “ese es su corazón, ese es su corazón, ese es el corazón de tu bebé” la verdad es que la cara que tenía y el nervio que le entró, poco más y le tengo que consolar yo a ella. Madre mía, entiendo que hay que practicar, pero ¿no puede practicar una vez que la enfermera experta haya visto que está todo bien? Me faltó el canto de un duro para arrearle con el aparato en la cara diciéndole “¿ves? Fuerte nooooo, así nooooo… flojo” en realidad en mi mente le solté un derechazo, la veía rollo dibujos japoneses, yo histérica azotándole y la otra enfermera y el ginecólogo con el gotarrón de sudor en su frente y los ojos siendo simplemente dos líneas.

Compras para minibombón: Nada. Espero mantenerme sin caer en la tentación hasta los 6 meses de embarazo

Compras para mí: Nada, pero esta semana, a lo mucho la que viene caen unos pantalones, que empiezan a hacerme falta.

Peso ganado desde que supe que estaba embarazada: Me mantengo en +1.4 kg

Mi curva de la felicidad mide: 102 cm y subiendo la curva preciosa.

Movimientos de minibombón: Sigo notando una especie de “blup” como cuando explota una burbuja por describirlo de alguna manera o cuando se abre una palomita de maiz. No sé, algo raruno. Creo que más  bien son las ganas o un peo atravesado

Antojos: Esta semana no ha habido ningún antojo. Pero últimamamente me creo que soy la megachef y quiero comidas súper elaboradas o por el contrario, cosas sencillas, de las de toda la vida, como pastel de patata, pero todo como dice Arguiñano “con fundamento”.

Lo mejor de la semana: Sin lugar a dudas ir a visitar a amiga S (como os conté aquí) y escuchar el corazoncito de Minibombón.

Bombón con respecto al embarazo: Esta semana Bombón ha pasado un poco del tema. Eso sí todas las mañanas al despertar, me destapa y da un beso a la barriga y dice “Buenos días  bebé de la barriga hay que despertar, te queremos mucho” seguido de un “¿me oye mamá?” Y yo “claro que sí” y ella se queda contentísima. Por la noche mismo ritual cambiándolo por un “buenas noches” y añadiéndole cantar una canción, normalmemte alguna de las nanas que le canto yo a ella y en este caso me vuelve a tapar, pero no por mí que soy lo más friolero del mundo mundial, tapa sólo la barriga “tapa mamá  tapa, que si no el bebé de la barriga tiene frío… shhhhhhhh fluixet (se pronuncia fluishet=flojito, vamos… que hablemos en voz baja) que el bebé de la barriga se va a dormir)

La verdad es que no me puedo creer que ya esté en la semana 16, se me está pasando muy rápido, con Bombón también me pasó, pero no tanto y el último se me hizo súper eterno. Pero bueno ahí  vamos poquito  a poquito y disfrutando del momento y es que estar embarazada es un momento preciosísimos.

14 pensamientos en “Embarazo de Minibombón: Semana 16

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)