Minibombón con 4 meses

El día 18 mi Minibombón cumplió cuatro meses, me parece increíble lo rápido que pasa el tiempo.

En estos cuatro meses me ha enseñado que el amor es infinito, que el amor crece cada día con cada una de sus sonrisas, con cada una de sus miradas, con cada un de sus balbuceos. En estos cuatro meses ha crecido muchísimo y nos ha hecho grandes a nosotros. Es un bebé alegre que es el ojito derecho de su hermana, el aprendiz de su padre y el príncipe de su madre.

Hoy os voy a hablar de sus avances, porque un bebé crece por momentos y no me refiero sólo
físicamente, cada día aprenden algo nuevo y eso no sé como explicarlo, pero se le nota, en la expresión de la cara porque es súperexpresivo, su cara de “flipado” me encanta, o  quizá sea en la mirada, no sé exactamente, pero se nota. Cuatro meses no parecen nada pero cuatro meses es mucho, cambian tanto que aquel bebé tiernito y chiquitín ha dado paso a un bebé algo brutillo y muy divertido y aunque está mal que yo lo diga está peor mentir así que la verdad es que mi bebé es precioso como ningún otro.

Pues vamos al lío. Sus avances:

Físicos: En la última revisión, hace una semana pesaba 6,890 kgs y medía 64 cms (lo digo en pasado porque ya sabéis que a estas edades pestañeas y han crecido), desde la salida del hospital ha ganado prácticamente 4 kg y ha crecido 16 cms. Según la pediatra “muy bien… este niño hambre no pasa ¿verdad?

Aprendizaje: Ya hace la croquetilla, se quita el chupete y se lo pone (acertando una de cada cuatro). Ha pasado de decir tan solo el clásico “ajo” a de un momento a otro soltarse un montón y mantiene unas conversaciones en “su idioma” de lo más divertidas, parece ser que va a ser un cotorrillo igual que su hermana. Se arrastra como un gusanillo por toda la cama o por su mantita. La posición en la que más le gusta estar es boca abajo en plan periscopio vigilando y observándolo todo, tumbado no le gusta salvo en su manta de juegos. Desde que se descubrió sus manitas es su “vicio” favorito, yo no se como no se le han gastado ya los puños con los chupetones que les pega

bebé erguido

Personalidad: Es bastante alegre, pero con carácter. Se ríe mucho y desde hace algún tiempo a carcajadas con la típica risa de bebé que es imposible que no se te contagie. No llora mucho, es más de quejarse que de llorar y aunque no ocurre con facilidad se enfada y mucho. Si cuando Bombón y mi sobrino el Pollito están juntos alguien le agobia en plan estar demasiado encima suyo puede ser que pegue un buen grito. Le encantan los espejos, primero pone cara de flipado y luego se empieza a reir. Mi suegra dice que “se cree que es mayor” porque cuando le tienes en brazos o tumbado se queja y lloriquea hasta que le pones “de pie” (lógicamente aguantándole) le encanta estar así. Otra cosa que le encanta es que le sobetees, las cosquillitas/besitos en el cuello, el contacto físico es súper importante para nosotros él

Rutinas: La más importante para mí, para mi salud y para mis ojeras es que duerme “prácticamente” del tirón, la última toma la hace como muy tarde sobre las 11 y con un poco de suerte aguanta hasta las 7 de la mañana, aunque la mitad de los días hace otra toma entre las 3 y las 5 de la mañana. Después de la toma de las 7 se queda dormido y se levanta para hacer otra entre las 9 y las 10. A partir de ahí toma cada 2 horas y media como mínimo, lo más que aguanta entre toma y toma es alguna vez 3 horas y media remarcando lo de alguna vez duerme un par de siestas, a medio día y a media tarde. El baño le encanta, tenemos la típica bañera de bebé pero algunas veces pasamos de ella y nos bañamos juntos él, Bombón y yo, esos baños son lo más. Todos los días está en un ratito en su mantita de juegos que le encanta, intenta coger los muñecos que cuelgan, se mira en el espejo, hace la croquetilla, pone cara de sorpresa cuando le da alguna patada al piano y empieza la música

bebé jugando

En familia: Le encanta estar con su hermana, ella le llena de besitos, le canta canciones, le cuida mucho. Le tenemos mucho en brazos, sé que hay quien dirá que se acostumbrará, que luego no querrá otra cosa… me importa un pimiento por nosotros perfecto, porque nos encanta. Nuestra perra le olisquea y él se ríe, jugamos mucho con él. Su primo, que es de la edad de Bombón se pone loco de contento cuando están juntos y pese a que es bastante brutote con él es súper cuidadoso. Ahora mismo es el rey, en casa de cualquier familiar todas las atenciones son para él y eso le encanta.

Pues eso, a lo cuatro meses Minibombón es un bebé feliz, que aprende cada día, que crece sano y rodeado de amor y que nos enseña cada día algo nuevo, hace que nuestra vida sea maravillosa y yo no puedo estar más enamorada de él. Por más que lo imaginase nunca supe lo feliz que me podría hacer, de hecho no lo sé, cada día mis hijos me hacen un poco más feliz, ellos hacen realidad el “más que ayer pero menos que mañana”

2 pensamientos en “Minibombón con 4 meses

  1. La mamá de Álvaro

    Cuatro meses ya??? Si es que estos niños crecen a la velocidad de la luz!!!
    El mío está igual, todo el día en brazos, es agobiante a veces porque encima solo quiere mis brazos, pero reconozco que a mi me gusta criarlos así, ya llegará un día en el que lo echaré de menos.
    Un besazo

    Responder
    1. Yo Tampoco sabía Autor

      Sí hija sí cuatro mesazos ya jejeje hay que aprovechar cuando son peques para achucharlos todo lo que queramos que dicendicenque cuando crecen ya no quieren que estemos tanto encima de ellos jejeje pero bueno… de lonque quieran a lo que hagamos jajajajaja Feliz día! Muack!

      Responder

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)