Muslos de pollo crujientes

Buenas! Hoy os traigo una receta de pollo que a Bombón (y a mí) le (nos) encanta.  Según su experto criterio, el pollo así queda “delicious“. Es una manera muy sencilla de hacer un rebozado sin necesidad de usar litros de aceite. Además es muy divertido prepararlo con nuestros peques que nos pueden ayudar y ser unos pinches perfectos y así seguro que quedan más bueno, porque ya sabéis que el ingrediente principal para que un plato pase de bueno a espectacular es hacerlo con muuuuucho amor. No me enrollo más y vamos ya con la receta:

Muslos de Pollo Crujientes

Ingredientes:

  • Muslos de pollo, nosotros hacemos 8, pero cada cual sabe los que necesita para llenar las panzas de su casa
  • 75-90 gramos de mantequilla (es la cantidad que uso para los 8 muslos)
  • Harina
  • Pan rallado
  • Pimentón (dulce o picante al gusto del consumidor)
  • Pimienta recién molida
  • Sal
  • 1 o 2 huevos
  • 2 cucharadas de leche

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 220° arriba y abajo, si vuestro horno es de aire también lo ponéis.
  2. Batimos los huevos junto con la leche y una pizquita de sal, en otro plato o bol ponemos la harina con una pizca de sal, un poco de pimienta y el pimentón y en un tercer plato colocamos el pan rallado (si queréis el pollo picantito le podeis añadir un poco más de pimienta recién molida y pimentón al pan rallado).
  3. Ponemos la mantequilla a taquitos en una fuente y metemos la fuente en el horno precalentado para que se funda.
  4. Pasamos el pollo, salpimentado previamente al gusto, primero por la harina, después por el huevo y finalmente por el pan rallado.
  5. Ponemos los muslos en la fuente con la mantequilla ya fundida y bajamos la temperatura a 185°-190°. Los tenemos unos 15 minutos, les damos la vuelta y los dejamos otros 15 minutos (según el tamaño de los muslos y de como os gusten de hechos)

Y ya está! Delicious! ¿No me diréis que no es facilísimo?

muslos de pollo crujientes

Quedan buenísimos, crujientitos por fuera y jugosos por dentro.

Lo podéis hacer también con alitas, el tiempo de horno es inferior, unos 10 minutos por cada lado. También podéis cambiar la mantequilla por aceite de oliva, una capa fina que cubra toda la fuente (pero el toque que le da la mantequilla…. aaaarrrrgggg modo Homer on!)
Yo cuando lo hago para Bombón pongo pimentón dulce y menos pimienta, la justita para que le de un puntito. Las primeras veces no le ponía la pimienta, se la ponía después en el plato, pero un día Bombón atacó min plato, le gustó y ya le pongo pimienta para los tres, la verdad es que tampoco es exagerado lo que le pongo.
Ya la guarnición pues lo que más os guste, ensalada, puré de patatas, patatas fritas, un poco de pasta (ni billetes ni monedas, pasta de trigo) con tomate…
Espero que os guste y ya me contaréis si os animáis.
Saludos!

6 pensamientos en “Muslos de pollo crujientes

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)