Y llegaron los cupets

Qué alegría da recibir paquetes de cosas chulas. Como el que nos llegó gracias a Madresfera.
Me llegó un email con una promoción para probar los “Cupets” de Giochi Preziosi. Sin pensarlo me apunté al instante ya que sólo podían entrar 50 participantes y oh! Sorpresa! Me tocó! Esperaba que me llegase uno y nuevamente oh! Sorpresa! Me enviaron toda la colección y allí estábamos Bombón, mi Rubio y yo bailando el “Monwalk” de la alegria que teníamos.

Los cupets son unas mascotas virtuales chulísimas, la colección consta de doce, seis “domésticos” y seis “salvajes”. Te tienes que bajar una aplicación para poder jugar con ellos desde el móvil o la tablet, cada muñeco trae una pegatina (que se quita fácilmente) con un código para poder desbloquearlo y poder jugar desde el móvil o la tablet y aunque no tengas ningún muñeco, te dejan escoger uno para poder jugar.

Los muñecos en sí son monísimos, cuadrados, de colores vivos, se puede apreciar que son bastante resistentes y lo suficientemente grandes para que si un niño se lo mete en la boca no se atragante, eso sí, quitándole la cuerdecita que traen para colgarlos en el móvil ya que traen una arandela metálica pequeñita que creo que sí que podría llegar a ser peligrosa. Aunque el código bidi a primera vista parece de cartulina y que si se moja se estropea, Bombón le hizo la prueba del lengüetazo y no pasó nada, lo dicho parece una cartulina pero es impermeable.

Tiene diferentes tipos de juegos,  algunos me recuerdan a Sonic, ya que al igual que aquel viejo erizo se trata de ir recogiendo monedas y esquivando obstáculos a toda velocidad. En otros se trata de ir seleccionando o girando los cupets que te marcan, también contrarreloj.

También tiene todas las “funciones” de un tamagochi: darle de comer, lavarlo, jugar, curarlo, vestirlo, darle cariñito, hacerle cosquillitas, vamos, de todo…

Y una opción única, la realidad aumentada,  de eso no pongo foto porque es algo q no se aprecia si bo lo ves “en directo” pero en palabras del experto al que consulté “mooola”.
Pues sí, decidí consultar con un experto para que me diese su opinión sobre los cupets que tenía en mi poder, y como Bombón todavía es pequeñita para dominar todas las partes del juego, quién mejor que mi primo de 10 años para evaluarlos.
Así que me planté en su casa por la mañana a ver que le parecían

Aquí está jugando con la realidad aumentada

Antes de marcharme me comentó su valoración es que “mola”, es fácil de jugar, con la realidad aumentada se quedó alucinado, aunque estuvo más rato jugando a los otros juegos.
Mi conclusión es que es fácil de jugar ya que es muy intuitivo, es entretenido por la variedad de opciones que tiene. Los muñecos son muy graciosos pero no creo que fuese cómodo llevar uno colgado del móvil. Por ponerle una pega, la pantalla de logros de los cupets no la puedes (o no he sabido) ponerla en castellano, pero ppr todo lo demás son geniales.
A Bombón le encantan, lo que más usa ella son las funciones “tamagochi” y he de decir que los tiene muy bien cuidados jejeje
Os dejo unas cuantas fotos más y me voy a darles de comer que estoy a punto de subir de nivel jejeje

Feliz día!

8 comentarios en “Y llegaron los cupets

  1. másqueelprimerdía

    No había oído hablar de ellos!! Parecen interesantes y graciosetes, me recuerdan un poco a los tamagochis (será por el tamaño que tienen) pero yo soy anti juegos de estos… Nunca me engancharon lo suficiente, ni siquiera cuando era niña…
    Dame un puzzle y una bola de plastilina y yo feliz 😀

    un besito!

    Responder

Con la ilusión que me hace no puedes irte sin dejarme un comentario :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.