Archivo de la etiqueta: Mi Rubio

Miércoles Mudo: El Beso (II)

Miércoles Mudo: El Beso (I)

Cada día cuenta

Son algo más de las dos de la mañana y pese a que para hoy tenía programado un post de lo molones que han sido los Reyes, acudo hoy a este mi pequeño rinconcito de desahogo simplemente para dejar un rato la mente en blanco, cosa que por más que lo he intentado no he podido hacer nunca. La noche es muy mala, en la noche mientras los niños duermen me quedo a solas con mis pensamientos, a solas con mis tristezas, con mis temores y con todo lo Sigue leyendo

Diario de una boda: Canciones (II)

Vaaaaaaaaaaaaaale, es verdad, dije que publicaría los sábados,pero lo dije sin pensar en el pedazo de fin de semana que tenía por delante, y por ello así me veo ahora, a las tantas de la mañana en el domIngo Intentando cumplir, tarde pero cumplir. Claro, si encima que llego tarde os traigo algo que no tenga mucha chicha me diréis que vaya tela tengo, pues no! hoy vamos a Sigue leyendo

Diario de una Boda: Retomando la sección

Hace mucho muchísimo que tengo en mente recuperar esta sección “Diario de una boda” y acabar por fin de explicaros como fue uno de los días más felices de mi vida. Pero es que no me da la vida, entre unas cosas y otras el día de actualizar no llegaba nunca y es que hace ya un año y dos mese que me casé y esta sección se ha alargado más que las obras de la Sagrada Familia, si es que no tengo vergüenza no sé ni por donde retomar, pero bueno que sirva esta Sigue leyendo

Fotofinde: Regalando vida

Este finde o más bien esta semana ha sido un tanto rara. Por los bajones de tensión con sus consecuentes mareos que sufrí días atrás (como os conté AQUÍ), he estado en casa en plan relax total y absoluto.
Así que no tengo gran cosa para enseñaros a no ser que os interese ver el mando de mi tele, la crema nivea con la que me masajean mi Rubio y mi Bombón o lo que he ido comiendo y si os interesa… lamento informaros que no lo he fotografiado.
Así que recupero algo que no es de este finde pero que no me canso de mirar, así que técnicamente se
puede considerar que es de estos días.
Al lio, mi Rubio es especial y todo lo que hace es cono él: especial, diréis “claro… que vas a decir tú” pues que lo es, en marzo fue mi cumpleaños y aunque no suelo darle importancia, me extrañó que no me diese ningún detalle exclusivamente suyo. Me explico, cada año me dan un detalle en conjunto él y Bombón, este año han sido dos pedazos de dibujos con pintura de manos preciosos que os enseño otro día y además él me da otro en particular.
Si os digo la verdad, quedé tan encantada con los dibujos y los vídeos del “making off” de esas obras de arte, que tampoco le dí mayor importancia.
Pues bien, el otro día llega y en la encimera me encontré con este regalo, como siempre en su línea de hecho a mano o con alguna particularidad, este año según sus propias palabras “te regalo vida”.
Ha plantado musgo (la vida), le ha puesto una piedra (la fortaleza de nuestro amor) todo ello dentro de una bombilla (la luz que ilumina nuestro camino). La verdad es que se ha retrasado ya que resulta que finalmente ha sido más laborioso de lo que pensaba, no sé cuantos intentos habrán sido, pero el resultado es espectacular, sinceramente la foto no le hace justicia. Y sí, me regala vida, pero lo hace cada día siendo el motor de todas las cosas maravillosas que me ocurren. Te quiero Rubio.

Y vuestro finde ¿qué tal ha ido?

document.write(”);

Fotofinde: Recordando un momento mágico

Este finde ha tenido momentos fantásticos, sorpresivos y curiosos. Curioso ha sido descubrir que estando tumbada, al igual que ya me pasa hace algún tiempo estando de pie, no me veo los pies!!! En momentos así es cuando tomo conciencia de la dimensión real de mi nueva cintura. Otro momento genial y sorpresivo ha sido la noticia de que mi prima, que es para mí como otra hermana, se muda a tan solo cinco minutos de mi casa, cerquita que la voy a tener y yo más feliz que una perdiz, ya sólo me falta traerme a mi hermana jejeje pero si ha habido un momento estrella ha sido el momento sábado noche, con mi Bombón dormida, mi Rubio y yo al fin vimos el vídeo de nuestra boda que entre unas cosas y otras no habíamos podido, justamente el día que cumplíamos 6 meses de casados. Ayyyyyyy que mar de lágrimas, que de risas, que emoción, nos sentimos nuevamemte allí en la
playa, con todos nuestros seres queridos, fue tan pero tan bonito, fue mágico, el segundo mejor día de mi vida compitiendo muy de cerca con el nacimiento de mi Bombón (Nota mental: recuperar la sección “Diario de una Boda” aunque cada vez que me pongo a ello me entretengo tanto con las fotos y los detalles que al final lo dejo para un eterno mañana) Pues ahí estábamos los dos, tirados en el sofá, cogidos de la mano, sonriendo al tiempo que las lágrimas caían por nuestras mejillas, esas lágrimas de felicidad y emoción como las que nos cayeron el día de la boda, sólo puedo decir que volvería a casarme con él todos y cada uno de los días de mi vida.

document.write(”);

Vaya regalo! Bienvenida a Nonabox

Cuando estás embarazada, todo aquel que te rodea (y te aprecia) se ilusiona contigo y desea hacerte un regalo. La verdad es que yo soy partidaria de no comprar ni que me regalen nada hasta estar de seis meses pero hay veces que como se suele decir, debe haber una excepción que confirme la regla y eso es lo que me ha pasado a mí hoy ¿Sabéis esa sensación de “oooohhhh I can’t belive my eyes”? Pues eso.


Me he despertado, me he duchado, he desayunado y he abierto mi correo. Hasta aquí una mañana normal. He borrado el spam, y he ido mirando los mail que me interesaban. Entonces, he visto un mail de nonabox, me ha extrañado, no estoy dada de alta, ¿me lo he planteado en alguna ocasión? Sí ¿lo he hecho alguna vez? No. Nunca he pedido una de sus preciosas cajas, así que sorprendida, abro el mensaje y me encuentro con esto: 
Ojiplática me he quedado!!! Una suscripción por un año!!! Mi Rubio tiene estas cosas, lo mismo me da el regalo de Navidad tres semanas después de cuando debería haber sido, que sin motivo aparente me suscribe un año a nonabox, supongo que haber comentado algunas veces que me gustaría probar habrá ayudado, pero de ahí a una suscripción anual jajaja está visto que tiene que hacerlo todo a lo grande. Me la ha regalado ya porque sabe que también pueden mandar cosas para el embarazo, así que puedo decidir si es un regalo para mí o para Minibombón, aunque de cualquiera de las dos maneras yo lo voy a disfrutar jejeje y es que puedo solicitar empezar a recibirlas cuando quiera ya que el vale no caduca.
Contentísima he estado todo el día planteándome si pedirlas ya o esperar, finalmente creo que esperaré a que nazca Minibombón para pedirlas ¿qué os parece?
¿Qué experiencia tenéis vosotras con estas cajitas?
Feliz día!