Archivo de la etiqueta: Mi bombón

Fotofinde: Resaca de bodorrio

Bueno bueno bueno… Ya estoy nuevamente en mi mundo 2.0! ¿¿Y qué mejor que volver con fotofinde?? Este finde ha sido genial, lo hemos pasado de relax en nuestro querido Cerrillo con los tíos postizos de Bombón, véase el mejor amigo de Mi Rubio y su familia, que aunque no compartimos genética, es la nuestra. Ellos viven en Málaga, vinieron para la boda y se quedaron unos días más para que pudieramos disfrutar de su compañía. Bombón encantada, ya que ellos también tienen una niña un poco más grande que ella y estaban todo el día jugando de aquí para allí. Han sido unos días geniales de barbacoas, paseos por el campo, partidas de scrabble hasta las tantas de la mañana, debatiendo entre risas la existencia de ciertas palabras sin la ayuda de un diccionario y en compañia de un buen lambrusco. Yo me quedo con dos momentos, Mi Rubio diciendo ” Estoy en el Cerrillo, con mi mujer mu hija y mis amigos, con mi moto nueva y he venido en el Juan Robles ¿Qué más puedo pedir?” (Nota informativa: Juan Robles es el apodo de su Santana Land Rover, heredado de su padre y protagonista de la frase tan oída por mí “esto no es un coche, es una máquina de trabajo” un coche que se merece su propia entrada… otra más para mi lista de pendientes jejeje) y con la imagen que me quedo es con Bombón con su carita de flipada subida en la nueva moto grande de papá, que ya la había estrenado y como no podía con su alma, fue su “tío” quien se la llevó a dar una vuelta, ella encantada, saludando cual diva motorizada a los sinples mortales que íbamos andando. Todavía me sorprende que le puedan gustar tanto las  motos, entonces miro a nuestro alrededor, el mundo en el que “nos movemos” los amigos que tenemos, la familia y me doy cuenta que lo raro sería que no le gustasen. Ha sido una semana postboda llena de momentos increíbles, momentos que ya os contaré porque si os explico ahora todo lo que me viene a la cabeza acabo la entrada para el Fotofinde de dentro de dos o tres semanas jejeje y antes de contar el postboda os tendré que contar el preboda y la boda en sí ¿no?

Sólo deciros que “El gran día” fue el segundo mejor día de mi vida, y sí… os lo contaré todo en breve. Feliz día!

PD: No puedo dejar de comentaros que cogimos dos buenas cestas de setas, las hicimos en el fuego a tierra para acompañar la carne de la megabarbacoa aaaarrrrgggg mmmmmm oooohhhhh #modoHomerOn lo recuerdo y vuelvo a salivar…

document.write(”);

Fotofinde: Hoy leo yo el cuento

Hoy salgo de mi desconexión del mundo 2.0 para volver al #fotofinde. Y es que no podía pasar sin contaros que mi Bombón se hace grande y ahora es ella la que me cuenta los cuentos a mí “tumba a fofá mamá que te digo un cuento” y ahí crea ella sus historias basándose en los dibujos y yo me quedo ensimismada viéndola y escuchándola.
Sus historias favoritas son las de animales, es sorprendente ver la imaginación que tiene y como crea ella su micromundo, ver como se pone “ojiplática” dándole énfasis a las partes que se suponen importantes del relato con el que nos deleita.
Y luego hacemos el “análisis de lectura”. “Te gusta cuento del mono mamá? Estaba conteto en el áibol con sus amigos. Mañana te digo otro cuento mamá” y esto me hace pensar que ya ha llegado el momento que tenga su propio carné de la biblioteca ayyyy mi Bombón…. ayyy que rápido crece.
Y a vuestros peques ¿les gusta la lectura?

Feliz día!

document.write(”);

Un día de carreras

Ay ay ay ay!!! Me tenéis que perdonar por que tengo este humilde blog abandonado, pero es que he estado súper liada perfilando los últimos detalles de la boda, hasta el punto de saltarme el #fotofinde (I can’t belive my eyes… pero así ha sido). En fin… no todo ha sido (pre)boda esta semana, ha habido momentos geniales de la mano de mi Bombón y mi Rubio.
Un día genial fue el sábado, fuimos a una carrera de dirt track en Agramunt (Lleida). Es bastante entretenido, son carreras de moto (como no) en un óvalo, súper rápidas.
El evento empezaba a las 8 de latarde, a una horita larga de casa, así que nos llevamos la cena. Ya para empezar nos encontramos con una puesta de sol increíble que no puedo dejar de enseñaros (sin filtros)

Llegamos allí y había un ambientazo que pa’que de niños a abuelos, camiones y furgonetas, las motos, algo genial.
Bombón estaba flipando total y absolutamente, los niños empiezan a llevar moto sobre los 3 años y a competir a partir de los 5 y claro ella que ve esas motos de su “tamaño” no hacia más que pedirnos que quería una.
Fuimos a saludar a un amigo, corredor profesional, campeón de Cataluña y campeón de España de motocross, vecino de mi Rubio desde muy pequeño, es que mi Rubio y el mundo del motor son uno casi casi desde antes de empezar a caminar.
En los eventos de dirt track hay muchas carreras, en este caso había dos categorias infantiles, una regional y la open, para la open había 6 rondas clasificatorias y la gran final, y para las otras 3 clasificatorias y la gran final, cada carrera puede durar entre 3 y 7 minutos, son entre 6 y 12 vueltas.
Había en total 60 corredores apuntados.

Paete del óvalo y de los corredores al fondo

Pues allí estábamos preparados para darlo todo y Bombón la primera y vaya si lo dió.
Cantaba todas las salidas “Preparadooooosss liiiiissstooooos yaaaa” seguido de un “vamoooosss chicoooos!!!! A tooopeeeee!!! Dale gaaaaaaasss” cual hooligan en un partido de fútbol moviendo sus brazos a lo loco y gritando como una posesa.
Ella es malilla para comer así que mientras hacian las rondas de regional y pasaban las máquinas para aplanar el suelo de arcilla, por los baches, nos fuimos al coche a por la cena. Ella lloriqueaba “a casa no mamá!  A ver as motos porfi” yo le dije que cuando cenásemos volveríamos, le puse su plato, su muslo de pollo me giré a coger las tijeras para cortarle la carne y me la encontré así

Ni cortar ni nada que se pierde tiempo. A bocados se lo comió, más bien engulló el pollo, le di su petitsuis de postre y no me dió tiempo a darle la cuchara que se lo estaba comiendo con el mango del tenedor que no había usado para el pollo ayyyyy no me pudiera poner un circuitillo enfrente de la ventana del comedor!!! Cuántas alegrías me proporcionaría a las horas de comer… en fin… Tal fue su rapidez en comer que acabó antes que nosotros por primera vez en su vida. Así que esta vez le tocó esperar a ella refunfuñando hasta que acabamos nosotros y le volvió la alegría

Dedito arriba que vuelvo a las carreras

Nuestro amigo en la primera clasificatoria (previa a la cena) había quedado cuarto, tuvo mala suerte en la salida. Fuimos a darle ánimo con la barriga llena y ahí llegó el momento estelar/profundo/trascendental de mi Bombón, le miró directamente a los ojos y le dijo “a tope” con un gesto enérgico con sus brazos, correspondido por él con otro gesto enérgico y otro “a tope”.
En la siguiente ronda segundo, en las dos siguientes primero (son siete rondas, cuatro clasificatorias, dos de repesca y después la gran final)
Cada vez que corría más se exaltaba mi Bombón “a topeeeee asuuuul (el color del traje que llevaba nuestro amigo)… daleeee gaaaaassss”
La última ronda clasificatoria le pilló con la tetita y cuando vió el gesto de victoria de su padre me miró y me dijo “ya ta? Ha ganao?” Con cara de decepción por habérselo perdido.
Al final nuestro amigo ganó y al decírselo ella empezó a cantar “campeoooooon campeooooon campeooooon” más contenta que todo. Nos quedamos hasta la entrega de los premios y nos subimos al coche rumbo a casa a las 3.15 de la madrugada por lo que llegamos sobre las 4.30. Lógicamente ella se quedó dormida tal como la pusimos en la sillita del coche.
Al día siguiente volvió a su faceta de madre, cogió a uno de sus “múltiples hijos” para darle la tetita con un arte qur no se pué’ aguantar

Y es que para una madre lo primero son sus hijos. Pero ya por la tarde le pidió al padre su moto, esa moto que él le compró en el momento en el que supo que que estábamos embarazados, esa moto que estaba en el garage esperando a que ella fuese lo suficientemente grande como para domarla, ese día que mal que me pese ya está a punto de llegar, una moto que quiere pintar de color “asul” como la de nuestro amigo, por que el color asul gana

Y ya os podéis imaginar a mi Rubio, está que no le cabe el orgullo en el cuerpo… temblad moteros del mundo que está naciendo una campeona.
Ayyyyyy que de preocupaciones me van a dar este par de amores míos.

Fotofinde: Aniversarios Varios

Este finde ha sido completito. Y lo sigue siendo, ya que en mi ciudad hoy es fiesta.
El día 4 hizo cinco años de la primera cita con mi Rubio (que os conté aquí), el día 5 hizo un año que me pidió matrimonio (como ya os conté aquí) y el día 6 mi sobrina, mi Frambu, cumplió 3 añitos y hoy sigue siendo fiesta… así que completito como veis.
Total que estaba yo el viernes ansiosa perdida a la expectativa que mi Rubio recordase la fecha en la que nos encontrábamos. A mí nunca me ha servido la excusa que reza que las mujeres somos mejores para las fechas, pregúntale a un futbolero cuando ganó su equipo determinado título y te dirá el día, los goles, la alineación y si me apuras hasta las faltas. Pregúntale a un amante del motor que carrera decidió el mundial y lo mismo, te dirá la parrilla de salida, la clasificación en el entrenamiento, los adelantamientos “clave” el tipo de rueda que llevaban y vaya usted a saber que más.
En fin que las horas pasaban y nada, ni una palabra, yo la verdad es que no me enfado, me conformo con que se acuerde del cumpleaños de su hija y del mío, para el del resto de su familia tengo que avisarle yo siempre. Total cuando dan las doce en punto, le miro me rio y decimos los dos “no me has dicho nada” ohhhh que sorpresa se había acordado del día, le digo “Cómo te has acordado?” “Por que es el mismo día que el de la independencia los americanos” jajajaja y ya con maldad absoluta le pregunto “y qué pasa el mismo día que el de la independencia dr los americanos ¿qué pasa hoy?” “Que hace cuatro años de nuestra primera cita” “jajaja casiiiii hacer cinco” y mr dice “es que el tiempo contigo se me hace muy corto cariño” jajajaja supo salir del apuro aunque luego no tenía ni idea que el 5 de julio, que por ser más de las doce ya nos encontrábamos en él, hacía un año que estábamos prometidos, dijo que pensaba qie hacía como mucho seis o siete meses, supongo que por aquello de que el tiempo a mi lado se le hace más corto.
Bueno total que aniversarios aparte ha sido el cumpleaños de mi preciosa sobrina (la fiesta da para un post por que madre mía… en fin ya os contaré). A la hora de comprar regalo optamos por una cocinita con múltiples accesorios, y por si no tenía bastante le compramis más accesorios que creo que fueron lo que más ilusión le hizo a mi hermana. Y claro como tengo una pequeña cheff en casa me tocó comprarle a ella también el conjunto de delantal y gorro de cocinero y para variar no era de Peppa Pig era de Bob Esponja. Fue llegar a casa y ponerse ella en su cocina a hacernos la cena encantadísima estrenando modelo. Y esa es la foto que he seleccionado, mi Bombón cocinando nuestra cena mientras cantaba animada y me iba explicando su receta. Y es que verla feliz es lo más maravilloso que hay en el mundo

Feliz día! 

document.write(”);

Paninis Bomboneros

Ayer mi pequeña Bombón estaba de un voluntarioso que no le cabía en su cuerpecillo. Así que la puse a hacer la cena. Y nos deleitó con unos paninis de 4 quesos y atún y otros de jamón. La verdad es que al final había más queso en la mesa que en el pan, supongo que el “más quesooooo mamá más quesooooo” influyó en ese aspecto. Y he de decir que como nos pusimos a jugar algunos se tostaron un poco (culpa mía que el tiempo se me pasa volando con ella)
Total, que simplemente se pone el tomate frito sobre el pan, queso al gusto, orégano y lo que le quieras añadir en nuestro caso para mi Rubio más queso (una mezcla se cuatro quesos, “ves mamá… más quesoooooo) y un poco de atún y para nosotras el clásico jamón dulce. Quedaron más allá de delicious!!

Feliz día!

Blog Hop del Día de la Madre: Simplemente gracias

Hoy en el día de la madre sólo puedo dar las gracias.
Gracias a mi Rubio que me dió el mayor regalo de mi vida, el regalo que me da el titulo para ser hoy protagonista. Gracias por su amor incondicional, por su amistad, por ser ese maravilloso ser con el que cada día me levanto y con el que espero pasar el resto de mi vida y más.
Gracias a mi suegra, por el hijo maravilloso que ha criado, por la ABUELA MARAVILLOSA que es y lo es así tal como lo pongo, abuela en mayúscula. Gracias por ser más que una suegra, una segunda madre, que está ahí siempre que la necesito.
Gracias a mi madre, la que me dió la vida, la que ha hecho de mí la mujer que soy hoy en día y lo ha dado todo por sus cuatro hijos.
Gracias a mi hermana que es mi mejor amiga, mi compañera y hemos aprendido juntas lo que es ser madre ya que Bombón y mi sobrina se llevan tan solo 8 meses.
Pero sobretodo, gracias a ti, Mi Bombón, mi milagro, mi vida, mi luz, mi fuerza, mi motor, mi sueño hecho realidad, mi miniyo, el ser que me da la fuerza cada mañana, que despierta mis mayores carcajadas, que consigue que reste importancia a las pocas lágrimas que he derramado desde su llegada. El amor que siento por ti no me cabe en el cuerpo, a veces siento que voy a explotar de felicidad, de amor, cuando te miro dormida, es tanto lo que siento que lloro porque es sobrecogedor que alguien tan pequeña me pueda hacer a mí tan grande. Puedo estar horas y horas mirándote,  observando como creces, como aprendes, como descubres el mundo, como juegas, como te diviertes y yo disfruto, disfruto tanto de tenerte conmigo que no lo puedo describir con palabras y es que muchas veces las palabras son tan pequeñas que no expresan todo lo que me inspiras por eso yo no “te quiero” yo “te tieyo” como tú dices. Cada día a tu lado y al lado de tu padre es un regalo.
Yo siempre te lo he dicho: Yo sólo te traje al mundo, la vida nos la das tú a nosotros cada día. Te tieyo Bombón.
Aquí os dejo el regalo que me han dado y con el que he muerto de amor.

Este blog hop o carnaval de blogs especial del día de la madre es una iniciativa de Saioa del blog “Cuentos de amatxu“.

Tarta de cumpleaños de Bombón

Hoy os traigo el pastel de cumpleaños de mi Bombón (una de mis múltiples entradas pendientes) Como sabéis mi niña es fanática de Peppa Pig, así que era evidente de que haría su pastel.
Alquilamos una sala con un chikipark para los peques con tobogán, piscina de bolas, columpios, juguetes varios, disfraces… lo que viene siendo una sala infantil para soltar a las fieras y que se olviden de ti hasta que digas primero “la tarta y los regalos” y luego se vuelvan a olvidar de ti hasta que digas “la chaqueta que nos vamos” que suele ser como mínimo una media hora antes de irte realmente, allí hay demasiadas cosas para irse tan pronto, nosotros como padres no lo entendemos, eso forma parte de la ancestral sabiduría infantil, ya se sabe que cinco horas pasan volando y que te tienes que subir siempre una vez más a todo antes de irte vaya que lo hayan cambiado sin que te hayas dado cuenta
La verdad es que ellos se lo pasaron genial y luego al volver a casa en la ronda de llamadas de todas las mamis, todas confirmaron que los enanos cayeron rendidos tal como llegaron a casa.
Y aquí os dejo la foto del pastel.

Ella alucinó cuando vio la tarta y a su adorada Peppa Pig con corona de princesa y su foto en la mano (la foto es lo único que no se come).

Al final fuimos indulgentes y no nos comimos a la familia Pig. Pero su casa ya era otra historia.

Cayó entre aquel día y el desayuno de la mañana siguiente, nos comimos todo excepto los tabiques.
Bizcocho relleno de chocolate…. chocolate mmmm creo que es una de las cosas más maravillosas de la tierra. La mayoría de veces que hago algo de repostería me decido a hacerlo de chocolate y cuando no sé de que hacerlo pues lo hago de chocolate también. En fin que me encanta el chocolate.
Que tengáis un feliz día!