Archivo de la categoría: Reflexiones

Hoy sin ti, pero contigo

Hoy habrías cumplido 61 años. Hoy nos habríamos levantado y tu nieta habría subido rápida como un rayo a cantarte el cumpleaños feliz. Hoy yo me habría sacrificado y te habría comprado algún detalle del Real Madrid, aunque el simple hecho de escribir ese nombre ya me de sarpullido en los dedos. Hoy nos habríamos juntado todos para celebrar tu día contigo, comernos un buen pastel después de una de esas barbacoas o paellas en familia que tanto te gustaban. Hoy habríamos sido felices… pero hoy no estás. Hace seis meses que no estás. Hace seis meses que nos dejaste y te llevaste una parte de cada uno de nosotros contigo. Sigue leyendo

50 cosas sobre mí

Tenía esta entrada pendiente como tantas otras hace muchísimo tiempo, pero es que no tengo tiempo de nada, voy rascándole minutos al reloj, hay veces que enciendo el ordenador y justo abro google y ya me reclama alguno de mis Bombones y lógicamente como se suele decir lo primero es lo primero, pero bueno, como poco a poco lo voy poniendo todo al día hoy cuando ya ha pasado el momento álgido de estas entradas por fin os traigo al blog

50 COSAS SOBRE MÍ

ya os conté «50 cosas sobre mi Bombón» y esta de hoy la tenía pendiente desde antes, pero ya Sigue leyendo

Vuelta al trabajo

Y ese día que parecía que no iba a llegar nunca llegó, hoy (bueno… a estas horas ya se debe decir ayer) ha sido el día de la

VUELTA AL TRABAJO

Ya desde hace días estaba con una pena interior que aunque sin que yo quisiera me recordaba que el día se acercaba, yo aprovechaba cada ratito para apretujar, abrazar y llenar de besitos a mis Bombones. Sé que sólo nos separamos unas horas cada día y que con el tiempo lo llevaré mejor, pero para mí estas primeras horas, los primeros días, son tantas que por más que quiera evitarlo no puedo, me da mucha pena, hoy he sentido que por momentos me faltaba el aire. Con Bombón son diez largas, pesadas e interminables horas sin vernos, Sigue leyendo

La magia del 11

Hay números que por algún motivo son especiales para cada uno de nosotros, no me refiero al número de la suerte, ni al número favorito, me refiero a que de por sí son especiales.
En mi caso ese número es el 11 ¿por qué? Pues porque se lo ha ganado a pulso. Fue un 11 de julio de 2011 cuando me enteré que estaba embarazada de mi Bombón (como os conté aquí) habíamos pasado tanto hasta llegar al momento de escuchar la frase «Estás embarazada» que no me lo podía creer, fue uno de los momentos más importantes de mi vida, creo que fue el día Sigue leyendo

5 Años a tu lado

Ayer 21 de agosto hizo cinco años que iniciamos nuestra vida en común, que rápido pasa el tiempo cuando eres feliz. Cinco años que dejé de ser yo para ser nosotros. Hemos creado una familia maravillosa, hemos superado obstáculos, vivido momentos maravillosos e inolvidables (y los que nos quedan).
Nuestro último aniversario en «pecado».
Ser tu novia, tu compañera, tu amiga, tu amante, tu mujer, tu mitad, tu costilla es lo mejor que me ha pasado en la vida, ello me ha llevado a tener el mayor regalo del mundo, nuestra Bombón. Sigue leyendo

Días difíciles

He estado unos días sin aparecer por aquí, han sido días difíciles. Días de cambios y de pérdidas. Pero hay que seguir para adelante, por eso vuelvo desde hoy a este, mi querido blog y a los blogs que sigo que los tengo un tanto abandonados también, ya que en ellos me refugio, encuentro alegría, comparto emociones. Pese a que la apariencia que muestro en el cara a cara trato que sea lo más positiva posible, estos días ha sido difícil, por eso no he escrito en el blog apenas y la última semana nada. Aquí no hay apariencias que me oculten. Pero bueno, el pasado quedó atrás y el futuro me está esperando.
Tengo pendientes enseñaros la súper tarta de Peppa Pig que le hice a mi Bombón para su Sigue leyendo

¿Para qué me preguntan?

Hay situaciones en las que piensas que tu opinión realmente no vale nada, en las que te sientes como invisible, como que estás ahí rollo autómata simplemente por rellenar hueco, que tus amigos te tienen como un simple complemento a sus tardes de desidia.
El otro día me fuí de compras con una amiga. Al llegar a la tienda escogió el vestido mas horrible que he visto en mi vida. Si dijese que simplemente le quedaba mal, mentiría. Si dijese que le quedaba horroroso, mentiría… aunque menos. Si dijese que era un insulto a la vista, un recuerdo dañino para mis retinas… aún me quedaría corta, vamos que hasta he tenido pesadillas con él.
Total, ella entra entusiasmadísima al probador, abre la cortina y aparece ante mis ojos Sigue leyendo